Blogia

Cosas que jamás comprenderé.

9 de septiembre de 1.999

Aquella pregunta era como un insulto. Si hubo un tiempo en el que la virginidad pudo considerarse como una virtud, especialmente en las mujeres, para el joven oírse llamar virgen a su edad- se consideraba ya todo un hombrecito- resultaba tan molesto como ser pillado por su madre haciendo cosas guarras en el retrete. Cuando la colombiana le condujo de la mano hasta el lecho el joven procuró no mirarla, tan avergonzado que el aparato se estaba deshinchando a ojos vistas. Antes de hacer nada ella extendió su mano derecha y como él se quedara mirando, pasmado, la mujer comenzó a reírse cariñosamente.

-¿No pensarás que lo vas a hacer gratis?.

Al fin comprendió. Se dirigió a la desvencijada silla donde ella había arrojado su ropa de cualquier manera y hurgando en el bolsillo del pantalón sacó un billetero de cuero, muy gastado. Tuvo que contar los billetes dos veces porque con el azoramiento se equivocó la primera vez. Le tendió el dinero con rapidez, mirando para otra parte, como si pensara que si lograba olvidarse del dinero no le costaría imaginarse que aquella hermosa mujer, había sido seducida por su juventud.

-¿No quieres un extra?. ¿Qué te parece un francés?... Veo que no me entendés. ¿Una mamada?. ¿Te gustaría que te hiciese una buena mamada?. Son mil quinientas más. De verdad que te va a gustar mucho.

El joven pensó que estaría bien contentar a la argentina, uruguaya o lo que fuera, la primera vez. Estaba muy buena y era más cariñosa de lo que había imaginado podría ser una puta. Deseaba volver más veces y acostarse siempre con ella. Por el dinero no había problema porque había sacado del banco todo lo que tenía en su cuenta corriente, pensando en la posibilidad de quedarse toda la noche. Ahora no se atrevía a proponérselo, visto el ajetreo que se traían en aquella casa, pero al menos se permitiría el lujo de una buena mamada. En sus fantasías había visto muchas veces la cabeza de una hermosa mujer subiendo y bajando sobre su polla. Era la ocasión de probar si era tan bueno como parecía.

-Toma. ¿Puedo pedir otro extra?.

-¡Uy el papito, cómo se anima!. Claro que puedes, coração. Por detrás serían otras cinco mil.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El comienzo


"Erase una vez un par de piernas en busca de enaguas de casamiento.
 
. . .  
 
Recorrieron miles de kilómetros por los parajes del país de la lencería de época, siguiendo las pistas, consejos y leyendas urbanas de los sabios y por tanto más viejos del lugar que encontraron las piernas en su viaje de búsqueda .
 
. . .  
 
Siguieron buscando hasta la hora de comer, entonces decidieron cerrar el círculo y empezar a vender camisetas. Pero como no tenían los derechos la multinacional les metió un pleito que se les cayó el pelo.
 
. . .  
 
Con lo que decidieron cambiar de imagen, y aprovechar para ponerse morenos de manera integral. Y con esta acción se dieron cuenta de lo favorecedor que es tener color en la piel. Y con estas fuerzas renovadas se lanzaron a por todo aquello que no se habían atrevido a hacer antes.
 
. . .  
 
Y se besaron.
Su lenguas hablaron el único idioma. Sus dedos se cruzaron en una noche de ojos cerrados. La luna desapareció bajo la cortina de sus párpados.
A partir de ese día se odiaron.
 
. . .  
 
¿Se odiaron? O realmente tan sólo ocuparon el banco del pequeño parque frente a su apartamento, mirando como sucedían el resto de sus días. Sin nada más que hablar, sin nada qeu elegir a la vez para mirar, sin nada que la piel recibiese como caricia. Ellos estaban pero entre ellos los vínculos habían desaparecido o quizás nunca habían existido.
 
. . .  
 
Pero lo que vivió le había enseñado otra forma más libre de entender las relaciones. Era triste la despedida, era triste que todo hubiera muerto, pero se llevaba el sabor del aprendizaje y los arañazos de la ternura. Abrió la puerta y salió de la habitación a oscuras sin hacer ruido. Se vistió en el pasillo y garabateó la despedida en una hoja de papel.
"Ha sido estupendo pero ya no es"
 
. . . 
 
Salió a la calle, y al cruzar la esquina se perdió entre la gente, decenas de personas que no conocían el precio de su herida." 
 
. . . 
 
 

Acta de Comparecencia de: TESTIGO Nº DOS

.

Folio nº 11

JEFATURA SUPERIOR DE POLICIA. COMISARÍA DE VICÁLVARO. MADRID

AGENTE INSTRUCTOR: 65.169
AGENTE SECRETARIO: 61.729

Atestado nº 33/2.006 –ID 00055-79

COMPARECENCIA: Se extiende en Madrid, en la Sede de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía del Zonal IV Distrito de Vicálvaro, concretamente en las dependencias de Brigada Provincial de Homicidios, siendo las doce  horas cuarenta minutos a.m. del día veintidós de febrero de dos mil seis, y ante la misma Instrucción, funcionarios con carnés profesionales 65.169 y 61.729

COMPARECE:

Don Manuel Toro Mustio, con DNI nº 33. 666.696-X, casado y con domicilio a efecto de notificaciones en Madrid c/ Avenida de Guadalajara (barrio de Valdebernardo) nº23B, piso 9º, Esc. izqda., Dpto.13 en calidad de TESTIGO.

Tras proceder a la identificación y comprobación de los datos, antecedentes penales y lectura del Acta de información de Derechos del testigo (se adjunta copia firmada como anexo nº2), se procede al interrogatorio del Sr. Toro cuya literalidad se transcribe a continuación y que en  cuya deposición sobre los hechos


 
MANIFIESTA:

- ¿Nombre?
- Manolo del Toro, bueno sin el “del” pero es que en el barrio me conocen así, queda más fino ¿no les parece?.  Me da caché, o eso dice mi mujer, que es muy señora ella, de familia de toda la vida, ya saben, con fincas y  que hasta un caballo que tenían.
- ¿Profesión?
- Vigilante de Seguridad, de la empresa “SALVASUSTOS S.A” para servirles, con sede del desempeño de mis funciones de en el Edificio de Oficinas  “La Mula”, pero eso ya lo saben, me han traído uds. de allí. Yo soy de los de sin arma ¿eh?, que las pruebas de la Guardia Civil son muy complicadas, se pasan de listos. Pero claro a mi edad es difícil aprobarlas, que uno ya no tiene cuerpo y no lo digo por la barriga ¿eh?. ¿Y el test  psicológico ese? Obligatorio, oigan. ¿Para qué cojones querrán eso?. Perdón, es que soy un mal hablao, ¿eso no lo pondrán, no? Pero es que lo que hay que tener es puntería y listo ¿a que sí?. Y eso que el plus sería de cinco mil duretes al mes ¿eh?, aunque ya ni me presento. Se me han  quitao las ganas, ya casi no me quedan ganas de , me siento desganao, no sé si será una depresión de esas que dicen. Es difícil esta ciudad ¿eh?, veinte años llevamos ya aquí, que se dice pronto, y yo voy pal´ medio siglo. Nos tocó emigrar. Fue jodío ¿eh?. Mu´ joído y al final sólo encontré curro en esto. Pero me gusta. Me da tranquilidad de espíritu oigan, la gente nos respeta, trabajamos por la seguridad del pueblo, como ustedes, así que ya me entienden, hay que controlar el corral para que no alboroten las gallinas, jejeje. No como en casa ¿eh?, ya me entienden. Estos tiempos de ahora… Desde que vinimos del Sur mi Mariví es otra. Las mujeres ya no son lo que eran, visten como putas, ya me entienden. La culpa la tiene el gobierno de ahora ¿eh?, así va el país. Como cuando los sociatas de mierda nos cerraron en los ochenta la Acería allá en Cádiz, cuando la reconversión ¿se acuerdan?
- Coño ¿es usted el marido de la Mariví? ¿la fregona?

 

------------------------------------------------------------------

 Folio nº14

Que no teniendo nada mas que manifestar, firman la presente en prueba de conformidad con lo en ella escrito, después de leída por sí, junto al Señor Instructor,  en el día y lugar “ut supra” a las trece horas cincuenta y seis minutos p.m. de todo lo cual como Secretario.

CONSTE Y CERTIFICO,

 ------------------------------------------------------------------

 

Folio nº 127

JEFATURA SUPERIOR DE POLICIA. COMISARÍA DE VICÁLVARO. MADRID

AGENTE INSTRUCTOR: 65.169
AGENTE SECRETARIO: 61.729
 

Atestado nº 33/2.006 –

COMPARECENCIA: Se extiende en Madrid, en la Sede de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía del Zonal IV Distrito de Vicálvaro, concretamente en las dependencias de Brigada Provincial de Homicidios, siendo las veintidos  horas veintidos minutos p.m. del día veinticuatro de febrero de dos mil seis, y ante la misma Instrucción,  los funcionarios con carnés profesionales 65.169 y 61.729  levantan la siguiente

ACTA

Por medio de la presente  CERTIFICAN el extravío fortuito de los folios 12 y 13 del Atestado de autos, nº 33/2.006 comprensivos de la Comparecencia del Testigo nº DOS, nº de referencia ID 00055-79, por causas que al día de la fecha se desconocen.

Que no teniendo nada mas que manifestar, firman en prueba de conformidad con lo en ella escrito, después de leída por sí, junto al Señor Instructor,  en el día y lugar “ut supra” a las las veintidos  horas veintitres minutos p.m.. de todo lo cual como Secretario.

CONSTE Y CERTIFICO,

------------------------------------------------------------------

 

 

Última foto de la víctima

Última foto de la víctima


..
 
Nombre: Guillermina Guzmán (?)
Alias: Marea, Marea negra, La Chola
Edad: 39
Nacionalidad: Portorriqueña   Brasileña

Video de la Policia Nacional, (22/2/06)



IMAGEN: Vemos el apartamento de la víctima después del crimen. En el ángulo superior derecho de la imagen vemos el logotipo identificativo de la policía y en el ángulo inferior derecho la fecha, la hora (22/2/06 – 7,35 AM) y la duración de la grabación (que empieza en 0m 00seg). La cámara en mano empieza en el pasillo del cuarto piso, muestra la escalera, el número del piso (cuarto exterior), el número en la puerta (letra A), se abre la puerta y entra en el apartamento.

SONIDO: Aspecto del pasillo, limpio. Puerta sin forzar.

IMAGEN: Vemos el pequeño salón del inmueble. Muy ordenado. Una colilla en el cenicero, manchas de rouge en la colilla. Seguimos viendo la habitación.

SONIDO: Habitación principal, rectifico, única habitación, cama de un metro ochenta centímetros casi recién hecha. Sábana de seda. Olor a perfume de lilas. En el suelo ropa de mujer. Un sujetador negro. Bragas negras. Una nevera. Algo de sangre… cristales. Nada más. No hay signos de violencia.

IMAGEN: La cámara muestra el espejo del armario, el cristal de la ventana roto y se gira para dirigirse al baño donde se oye ruido de agua corriendo. Entra en el baño.

SONIDO: Cuarto de baño…

IMAGEN: Vemos como el asistente de cámara cierra el grifo de agua caliente de la bañera. Alguien limpia el objetivo de la cámara con la manga de la camisa. Conseguimos mejor visión. Seguimos viendo el cuarto de baño.

SONIDO: Cuarto de baño. Mucha sangre en el suelo. Azulejos blancos limpios. Olor agradable. Bañera limpia. Lavabo sin rastros de cabello de hombre. Lavabo sin rastros de cabello de la víctima. Frasco de jabón abierto. Frasco de champoo cerrado. Peines distintos. Crema para manos. Crema para cuerpo. Varias cintas y lazos para el pelo. Un par de zapatos de tacón, un bolso de mano. Espejo del baño todavía empañado.

IMAGEN: El ayudante de cámara abre totalmente la ventana del baño. En el espejo, confusa, parece verse una silueta de mujer joven. En el vaho la cámara no hace foco. La figura del espejo desaparece.

SONIDO: No se advierten… signos de violencia…

IMAGEN: Corte a negro. Permanece un segundo el logotipo de la policía, la fecha, la hora y la duración total de la secuencia (1m 38seg)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marea

.

es una mentirosa . Miente por oficio y hasta le reporta beneficios, de los que no cotizan en la seguridad social, pero sí en Bolsa. Marea no se llama Marea. Marea no tiene treinta y tres y tampoco un coño de primera mano. Vaginoplastia contra un perineo flojo y prematuramente envejecido – partos abortados en la desmemoria-, y láser para endurecer unos labios relajados. Su vulva juvenil no es su mejor mentira ni la más estrecha.


Marea avanza airosa hacia la salida, taconeando y balanceando el bolso. El hombre, digo el guarda, le abre la puerta sin demora, subyugado por el contraste de su calculado y firme paso con la suave desidia de su mano enguantada retirando, delicadamente, el mechón rebelde de la frente. La espléndida melena de Marea tampoco existe. Marea no existe. Marea siempre miente.

Mariví

trabaja en una comisaría y siempre presume de ello...presume con las vecinas y con las madres socias de A.P.A. Presume con los médicos de la seguridad social y presume con el charcutero y con la peluquera que le hace las mechas todas los meses y la peina todos los jueves... Se siente bien diciendo donde trabaja... y lo increíble es que nadie hace preguntas que no sepa contestar... Lo que suele escuchar con más frecuencia es: "¡Vaya Mariví! ¡Quién lo diría!" o "a ver si me consigues una cita con un Geo de esos... ¡que anda que no están bien los jodíos!"
 
Todos los días cuando acaba de trabajar se cambia de ropa, se pone su ropa de calle y se vuelve al barrio...

-lo malo de trabajar en la comisaría es como se quedan las uñas- piensa...

Todos los días al salir del trabajo se da crema en las manos y se echa un poco-bastante de perfume de esos de imitación de las grandes fragancias de Paris, odia el olor a lejía y amoníaco...

-un día de estos..... ayyy un día de estos me hago con la llave donde guardan las pruebas incriminatorias... o mejor ¡¡¡las llaves del cuarto de armas!!! ... -y sale andando moviendo su culo, su gran culo... y menea su pelo liso teñío y reteñío de rubio aposta.

Marc

El viejo Marc trabaja en una piscifactoría. Siempre esta bromeando con que un día va a envenenar a todo el país.

- No sabes lo fácil que puede ser. Empiezo a echar cada mañana 20 litros de anticongelante en el estanque de las truchas y en 2 semanas todos muerrrrrtossss.

Pone una cara muy graciosa cuando dice TODOS MUERRRRRTOSSSS. Se parece a aquel capullo de los ojos saltones. ¿Cómo se llamaba? Marty Felman... o algo así.

En fín, yo pensaba que era coña, pero el otro día llegué media hora antes y lo vi de pie frente a la piscina de los alevines. Y no estoy seguro, pero creo que estaba meando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres